Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

VILLA ADELINA FESTEJÓ SU ANIVERSARIO CON LA BOMBA DE TIEMPO Y MÁS DE 10.000 PERSONAS

hubo una kermesse para todas las edades, postas deportivas, clowns, gastronomía y música en vivo

Ayer, finalmente, tras el paréntesis obligado de dos años por la pandemia, Villa Adelina pudo festejar como tanto deseaba su cumpleaños: en forma presencial y con su tradicional Piñata que arrancó a las 14 y cerró cuatro horas después bajo los tambores de La Bomba de Tiempo. Una fiesta por sus 113 años que invadió el Parque Público de Villa Adelina, en José M. Moreno y Colombres, con más de 10.000 personas que disfrutaron de una kermesse, de postas deportivas, de la gastronomía local y de la sensación única de compartir en familia.

“Quiero agradecer a todos los vecinos comprometidos con este parque público en el que seguimos haciendo obras que avanzan por etapas para no cerrarlo en ningún momento. Muchas felicidades y sigamos trabajando para que las nuevas generaciones sigan disfrutando de este espacio que es de todos los sanisidrenses”.

GUSTAVO POSSE, Intendente de San Isidro.

El show musical fue de una hora de percusión e improvisación con 13 músicos en escena y una platea que se fue poniendo de pie impulsada por una música que invitó a moverse. Y eso fue lo que pasó. Mucho baile y palmas colectivas que se convirtieron en un instrumento más.

“Felices de ver tanta gente de todas las edades disfrutando en un parque que debutó del mejor modo como sede de una nueva edición de esta fiesta que es de Villa Adelina y también de todos los que, siendo de otros lados, se acercaron para compartir y volver a sentirse en comunidad”.

ELEONORA JAUREGUIBERRY, Subsecretaria General de Cultura de San Isidro.

Así, la kermesse fue un incesante ir y venir de chicos y grandes por los diez stands que invitaban a probar puntería. Derribar pirámides de latas, embocar en la boca de un payaso pintado o pescar un paquete sorpresa fueron algunos de los desafíos que tuvieron como premio pelotas y bolsitas de golosinas. “Muchas opciones. Estamos jugando a todo, stand por stand”, comentó entusiasmada Jimena Mora, de San Isidro, junto a sus hijos Manuel (10) y Emilio (7), y no muy lejos del stand de El Galpón de las Artes con sus tallas y esculturas. Del otro lado, en el área de Deportes local, postas para ponerse en movimiento, desde avanzar en grupo sobre unas tablas hasta jugar con una pelota red de por medio. En cada juego, mucho de trabajar en equipo. Y en todo el sector, los divertidos clowns de la prestigiosa escuela de Marcelo Katz.

“Lindísimo lugar, no lo conocía, para aprovechar este día hermoso”, dijo Gonzalo Juani (37), llegado desde San Martín con una pareja amiga. De mucho más cerca arribó Liliana Giro (66). “Estoy a cuatro cuadras y llevo más de treinta años en el barrio. Todo muy bien organizado. Acá tenes a tres generaciones de mi familia”, aseguró la mujer sentada en una de las tantísimas mantas desplegadas en el parque con su hija y su nieta, y entre mates, masas y cosas ricas caseras.

Pero también hubo cocina rápida del grupo de scouts Malvinas Argentinas, el Centro de Formación Integral Santa María de Luján y el Comedor San Cayetano. A las 16, infaltable, se cantó el Feliz Cumpleaños, se cortó una torta gigante para compartir entre los que se acercaron a la mesa y se explotaron las piñatas con cosas ricas sobre las cabezas de los más chicos.

“La estamos pasando espectacular, ¿la torta? riquísima, húmeda, esponjosa”, contó Mara Pitera en su primera vez en este cumple y con uno de los 150 plantines de especies autóctonas que entregó gratis y en su stand la Dirección de Ecología y Conservación de la Biodiversidad de la comuna.

“Una alegría enorme estar tocando para tanta gente en este lugar maravilloso. En San Isidro siempre nos recibieron con muy buena onda”.

MARÍA BERGAMASCHI Y RICHARD NANT, de La Bomba de Tiempo.

La Bomba de Tiempo tiene un show de nivel internacional visto ya por más de cinco millones de personas en todo el mundo. Así, entre los jembes (africanos), congas (afrocaribeñas), semillas, zurdos (afrobrasileños) y tambores (afrorioplatenses), además de una trompeta que se sumó al final, se fue desarrollando esta verdadera fiesta animada por músicos y público que concluyó con una lluvia de papelitos de colores. Una especie de ceremonia compartida, tribal y sin edades.

+ El 29 de marzo de 1909 se toma como fecha de fundación de Villa Adelina, en conmemoración a la llegada del primer tren a la nueva estación.


Best Choice for Creatives

This Pop-up Is Included in the Theme

Purchase Ozeum