Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

DÍA DE LA NIÑEZ EN LOS MUSEOS DE SAN ISIDRO

Las familias celebraron armando y probando aviones y barriletes, y con una búsqueda del tesoro de árbol en árbol  

Con actividades gratuitas diseñadas para propiciar el juego y poner en movimiento cuerpo y emociones, los tres museos de San Isidro fueron ayer por la tarde el epicentro de un Día de la Niñez a puro juego, con muchas familias reunidas y respetando todos los cuidados sanitarios vigentes. De una Búsqueda del Tesoro llena de pistas y sorpresas por un jardín histórico a fabricar y hacer volar nuestro propio barrilete y avión de papel.

“Propusimos actividades muy enérgicas para que después de tanta pantalla los niños y niñas salten, trepen, corran y vuelvan a lo analógico. El juego y las emociones son canales magníficos y muy necesarios para aprender y apropiarse de estos lugares que tienen no solo la historia de un país, sino también el pasado de cada uno de nosotros mismos”.

ELEONORA JAUREGUIBERRY, subsecretaria general de Cultura de San Isidro.

En el Museo del Juguete, General Lamadrid 197, Boulogne, hubo un momento de armado y decoración de barriletes, donde se ajustaron todos los detalles para que la experiencia “Viento a favor” no fallara. Y no falló. El cielo del amplísimo Campo de Deportes N°3, lindero al museo, se iluminó de coloridos cometas con familias que no pararon de jugar con el viento.

“Ahora no se ven tantos barriletes, pero nosotros los usábamos un montón ¡Muy divertido! Además, nos encantó la colección del museo”, dijo Nahuel Cabrera, de la Ciudad de Buenos Aires, a poco de remontar el suyo bajo la mirada de sus hijas Jazmín y Mora.

“Es la primera vez que juegan con un barrilete. Están felices”, dijo sentada en el pasto Mariela Moreno, mientras observaba a sus hijos Iván y Santino correr tirando del piolín. Ella fue una de las tantas llegadas por la convocatoria de la ONG Starte, que colaboró en la difusión del evento en el barrio lindero Santa Rita, donde realiza una importante tarea cultural y solidaria.

De Beccar, Lucas Aguilar estaba a nada de poner a prueba el cometa que sus hijos Ciro (4) y Amelí (6) habían decorado minutos en el taller con autitos y mariposas. “Hay que ir contra el viento y tirar –aconsejó-. Así levanta vuelo”.

En el Museo Pueyrredón, la “Búsqueda del Tesoro en el Bosque Alegre” llevó a chicos y grandes por el parque. Ocho postas, dos recorridos autoguiados y dos tesoros, monedas de chocolate y un cuadernillo del museo. “Genial, al aire libre y con todos los cuidados. Recién salimos del coronillo”, comentó Maximiliano Charadía, de Martínez, tan entusiasmado como su hija Sofía.

En cada tronco, una pista y una prenda como abrazar al ombú o alejarse diez pasos de la palmera pindó para contar sus hojas. Un modo de agudizar la observación y aprender jugando sobre el rico patrimonio natural de la casona de Rivera Indarte 48, Acassuso. “Recién pasamos por el árbol plantado por Sarmiento y le explicamos quién fue. Está fascinado con todo lo que está aprendiendo”, dijo Mirta Arraya, de la mano de su hijo Francisco, de seis años.

A pocas cuadras, la Quinta Los Ombúes (Adrián Beccar Varela 774) propuso “¿Cómo vuelan los aviones?” para convertir a la visita en ingeniero o ingeniera aeronáutica. En el patio cerrado, junto al aljibe, mesas con papeles, marcadores, tijeras y el paso a paso para hacer dos modelos. A modo de inspiración, una maqueta del Airco, que de 1920 a 1925 hizo la ruta Buenos Aires-Montevideo saliendo del aeródromo de San Isidro, y una estatuilla hecha por Lola Mora, a tono con el video proyectado ahí mismo en el que la artista tucumana “sobrevuela” San Isidro.

Y en el parque, tres aros de menor a mayor dificultad para poner a prueba modelos y puntería. “Lindísimo, no conocíamos el museo. Muy bien organizado el taller y los aros son realmente tentadores. Hasta la de 18 estuvo tirando”, dijo sonriendo Ariel Olguín, que llegó desde San Miguel y prometió volver.“Un lugar para convivir, afianzar vínculos y crecer humana y profesionalmente de un modo multidisciplinario. Ganar no siempre es triunfar, también es seguir adelante creyendo que siempre hay más oportunidades. Esta es una nueva oportunidad”.

 + Las visitas y participación en las actividades de los museos son gratuitas, con inscripción previa online y cupos limitados, y respetando todos los protocolos sanitarios vigentes.

Best Choice for Creatives

This Pop-up Is Included in the Theme

Purchase Ozeum