Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

EL MUSEO DEL JUGUETE DE SAN ISIDRO ES UNO DE LOS GANADORES DE “ENSAYAR MUSEOS 2022”

La convocatoria de la Fundación Williams recibió en su cuarta edición 106 ideas de distintos puntos del país.

FUE SELECCIONADO POR SU PROYECTO El Revés. Un espacio imaginado junto a la comunidad.

El Museo del Juguete de San Isidro (MJSI) fue distinguido por su proyecto El Revés. Un espacio imaginado junto a la comunidad en el concurso “Ensayar Museos 2022”, de la Fundación Williams, que busca atraer ideas novedosas y transformarlas en proyectos que generen impacto en los museos y sus comunidades, además de procurar que estas iniciativas proporcionen nuevos aprendizajes para el conjunto del sector. Este año, la convocatoria eligió 23 ideas llegadas de museos estatales y privados de la Argentina, quienes recibirán un subsidio que en el caso del Museo del Juguete contribuirá a abrir un nuevo espacio que tendrá, desde sus inicios, el aporte en ideas, sugerencias, inquietudes y necesidades de la propia comunidad.

“Esta distinción ratifica el enorme trabajo que vienen haciendo nuestros museos y lo acertada que fue la decisión no solo de impulsar y apoyar la idea de la creación del Museo del Juguete, sino también de restaurar por completo este inmueble que es visitado y disfrutado por distintas generaciones”.

GUSTAVO POSSE, intendente de San Isidro, que creó el museo mediante ordenanza municipal en abril de 2008.
El Museo del Juguete de San Isidro fue creado por ordenanza municipal en abril de 2008.

“Estamos felices por este premio que nos permitirá sumar valor al museo desde una mirada colectiva, a tono con nuestra gestión y a través de una conversación genuina, plural, enriquecedora y dinámica con los vecinos y las instituciones barriales que tienen relación con el museo. Nos interesa que nuestra reflexión sobre qué y cómo contar esté impregnada de la mirada y las necesidades de la gente”,

ELEONORA JAUREGUIBERRY, secretaria de Cultura y Ciudad de San Isidro.

Así, el proyecto incorporará un nuevo espacio, “El Revés”, donde funcionaba hasta 2020 el bar del museo. Pero lo novedoso es que involucrará a la comunidad desde el minuto cero en el diseño de este anexo del edificio principal, que se prevé inaugurar en 2023 y ocupará una construcción de techos de tejas a dos aguas y con una superficie de unos 120 m2 en planta baja (donde se centra el proyecto), incluyendo las áreas de servicios.

“Buscamos crear un espacio de activación comunitaria donde se pueda hacer lo que en las salas del museo no se puede: pintar, comer, descansar, apropiarse del espacio y cambiar las cosas de lugar, y donde las personas no se amolden al espacio, sino al revés. Por eso, es clave que el diseño y la ambientación sean originales, lúdicos y maleables, y que transmitan de manera efectiva la intencionalidad del espacio”.

CECILIA PITROLA, directora del Museo del Juguete de San Isidro, que en 2017 se llevó el Premio Iberoamericano de Educación y Museos por su propuesta El Museo va al recreo.

El proceso de consulta consistirá en Encuentros-taller con las comunidades que indaguen de manera lúdica, poética y creativa en las necesidades e imaginarios de las mismas en torno a los ejes de trabajo del museo. Luego, desde lo surgido en esos encuentros, se construirán dispositivos lúdicos y de ambientación para ser testeados en distintos encuentros con la propia comunidad antes de ser formalmente inaugurados en el nuevo espacio.

Este año, el concurso se dividió por primera vez en etapas e invitó a participar de un buzón de ideas que recibió 106 propuestas, de las cuales 27 fueron preseleccionadas y luego retroalimentadas por los postulantes en diálogo con especialistas externos a los efectos de enriquecer la formulación final de los proyectos. De ese número, en resumen, 23 accederán a la ayuda monetaria.

“El Revés” se convertirá así en un espacio múltiple, versátil, de vida muy comunitaria y, por su ubicación central, también pasará a ser otra puerta de ingreso al museo, pero desde el Parque Arenaza, donde el juego no tiene edades, como en todo el museo, y entra en comunión con especies verdes añejas y senderos mágicos.

Cabe recordar que en 2021, el Museo Pueyrredón obtuvo esta misma distinción por su proyecto Manos en la tierra, que relaciona a la comunidad con los trabajos arqueológicos iniciados en su predio en 2019, y el Beccar Varela fue reconocido por Activando memoria: fotos de San Isidro para un relato identitario en la iniciativa Desempolvando Archivos, de la Fundación Bunge y Born, y la Fundación Williams.

+ El Museo del Juguete de San Isidro abrió sus puertas el 16 de julio de 2011 en el mismo edificio donde funcionó el Hogar de niños y niñas Carlos de Arenaza, de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF). La firma de un convenio entre esta secretaría y la comuna le permitió a San Isidro hacerse cargo y poner en valor el inmueble, y ratificar a través del museo su compromiso con la infancia y sus derechos, en especial al del juego. www.museodeljuguetesi.gob.ar

Best Choice for Creatives

This Pop-up Is Included in the Theme

Purchase Ozeum