Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

VACACIONES DE INVIERNO EN SAN ISIDRO, CON ACTIVIDADES PARA DISFRUTAR DE PUNTA A PUNTA DEL MUNICIPIO

Organiza la Secretaría de Cultura y Ciudad de San Isidro en todas las localidades.

La primera semana de Vacaciones de invierno en San Isidro cumplió con creces. Hubo mucho para jugar, crear, divertirse, aprender y compartir bajo techo o al aire libre, para todas las edades, en butacas o arremangándonos para poner manos a la obra. Una agenda gratuita que bien vale la pena agendar con espectáculos, teatro, cine, talleres, una chacra ecológica y mucho más que irá de un lado al otro del municipio y no se detendrá hasta el domingo 31 de julio.

“Tuvimos un aluvión de chicos y adultos que llegaron a los museos, las Casas de la Cultura, Central de Procesos, teatros, clubes y escuelas para sumarse con enorme entusiasmo a este calendario que diseñamos especialmente para que la gente, más allá de las edades, sea la verdadera protagonista”.

ELEONORA JAUREGUIBERRY, secretaria de Cultura y Ciudad de San Isidro.

Involucrarse con cuerpo y alma es la consigna de los talleres que están llevando adelante los tres museos municipales, entre ellos, el Museo Beccar Varela, donde su pintoresco patio cerrado se ha convertido en una usina de fabricación de azulejos. Allí, en la casona de Adrián Beccar Varela 774, San Isidro, niños y niñas amasan arcilla, dibujan, pintan y secan lo producido. Cuatro pasos de una propuesta de la que todos salen azulejo en mano.

“Me encantó, muy creativo. Además, no conocíamos el museo. Una salida completa”, expresó Alicia Parodi, que andaba de acá para allá con sus nietos de siete y nueve años.

Muchos motivos propios y librados a la imaginación, y muchos otros que siguieron los diseños y colores de los azulejos que están en el museo, en sus bancos, paredes y galerías. Algunos de diseño geométrico y otros figurativos, entre animales, hombres con espadas y barcos. “Las talleristas muy dispuestas a orientar, muy interesante el simbolismo de los azulejos. Están muy enganchados”, dijo Sabrina mientras secaba con un abanico las flamantes obras de sus hijos de cinco y siete años.

Ahí nomás, en Central de Procesos (Avenida del Libertador 16.208, San Isidro) la acción no se detiene y pasa por agarrar lápices, hacer líneas, puntos y lo que vaya surgiendo en una libertad casi absoluta a partir de La línea sincera, un laboratorio de dibujo, una propuesta que transita las sendas creativas del artista contemporáneo Ernesto Ballesteros y da la bienvenida con una obra suya de gran porte.

Las dos salas vecinas invitan a la creatividad. Mesas de distintas alturas con lápices de colores y paredes que van anidando los trazos de la gente, desde los zócalos para arriba, incluyendo marcos y molduras. Además, música, un ingrediente central en el proceso creativo de Ballesteros, programada a su gusto por el público.

Amelia (5) está en lo alto de una escalera y estira el brazo para dejar su huella en ese universo creativo, espontáneo y genialmente desordenado. “Está bárbaro que los chicos puedan desplegar su creatividad sin límites. Primero estuvo un poco tímida, pero ya está en su mundo”, dijo Federico Basen, de Acassuso, en una salida exclusiva de padre e hija.

“Viste, cuando pasás el lápiz por la pared hacés música”, le dijo otro papá a su hijo frente a un panel forrado de líneas negras, todo un testimonio del trabajo colectivo. Más allá, Tomás, de unos 40 años, le sacaba punta a un lápiz. “Creativo e innovador, los felicito”, dijo este vecino del municipio que estuvo horas haciendo líneas a la par de sus hijos de siete y once años.

Y de los talleres de arqueología del Museo Pueyrredón, los de papel del Museo del Juguete y los de arte y huerta en las Casas de la Cultura, al Planetario Móvil que la semana pasada desembarcó en el gimnasio de la Escuela Nº24 y 28, en el Barrio San Isidro, Boulogne, con su propuesta Dinosaurios ¿Por qué se extinguieron? Un experiencia 360° con sonido envolvente y muy didáctica para sentarse o acostarse en el piso de un domo, ver pasar a los dinosaurios y entender qué pasó hace 600 millones de años.

“Hay que buscar alternativas para entretener a los chicos, y está nos pareció genial”, dijo la vecina de Boulogne Lorena Medina. A su lado, en plena fila para ingresar, su hija Victoria (7). “Estoy un poco nerviosa, pero ya quiero ver a los dinosaurios”, dijo la niña mientras los rugidos de las bestias prehistóricas traspasaban el domo.

Y del viaje por un bosque encantado el martes pasado con Tito y Coloso en el Club Estudiantes de Villa Adelina, a Mundo Arlequín y su Radio Funka que anduvo toda la semana por todo el municipio. Cuatro músicos, un cantante, rock, juegos de palabras y mucho humor. Eso se vivió en el Centro Familiar Cristiano, Martínez, donde muchos chicos no pudieron contener las ganas, saltaron de las butacas y siguieron el show pegaditos al escenario.

“Nos gustó mucho, los chicos se re engancharon ¿Más planes? ¡Sí!, la próxima será El Club Desenchufado”, dijo la sanisidrense Daniela Giraudo sobre este show que rotará de lunes a viernes por todo el municipio, junto a su hijo Benjamín (6) y con el programa del receso invernal en mano y con varios subrayados.

+ Vacaciones de invierno en San Isidro llega en forma gratuita a todos los barrios con teatro, cine, talleres, un planetario móvil y mucho más. La programación se puede consultar aquí.

Best Choice for Creatives

This Pop-up Is Included in the Theme

Purchase Ozeum