Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

LA AGENDA DE VACACIONES DE INVIERNO EN SAN ISIDRO COMENZÓ CON TODO

Organiza la Secretaría de Cultura y Ciudad de San Isidro en todas las localidades.

Este fin de semana comenzó Vacaciones de invierno en San Isidro, la agenda del receso invernal de la Secretaría de Cultura y Ciudad de San Isidro que hasta el domingo 31 de julio desembarca en todos los barrios con cerca de 25 actividades y un centenar de funciones para todas las edades. Un calendario gratuito que arrancó con todo en los museos Pueyrredón y Del Juguete (MJSI), donde grandes y chicos disfrutaron a la par.

“Tuvimos un primer fin de semana intenso y hermoso, con muchísimas familias ocupando los museos, con niños y niñas poniéndose el traje de arqueólogos, y también creando y jugando con papel. Siguen dos semanas con mucho más para hacer, divertirse, compartir y aprender”.

ELEONORA JAUREGUIBERRY, secretaria de Cultura y Ciudad de San Isidro.

Debajo de una gran carpa blanca en los jardines del Pueyrredón, los más chicos, y no pocos adultos, se arrodillaron para cavar y buscar, pala en mano, lo que iba apareciendo. Cada cual en su cuadrícula, anotando en una planilla y guardando en bolsitas los hallazgos, que los hubo y a sólo diez centímetros de profundidad.

“El material que hallan es tan importante como el que sacamos nosotros en nuestras excavaciones. Están haciendo arqueología real y sacaron restos de vasos y botellas antiguas. Aquí, en los años 30 y 40 estaba la pileta de natación de la quinta, en una zona que luego fue rellenada con material diverso. Están súper contentos y entusiastas porque, de algún modo, con sus hallazgos están colaborando con el museo”.

JUAN MANUEL BALBARREY, del Centro de Arqueología Urbana de la UBA, que desde 2019 realiza tareas arqueológicas en el Museo Pueyrredón.

Cepillos, palitas, bolsas, baldes, fichas y guantes. Todo estuvo listo para sumergirse en esta recreación de los procesos de trabajo de los arqueólogos. “Excelente, se engancharon enseguida y ya encontraron un pedacito de hueso. Siguen en plena búsqueda”, dijo Mariano, de San Martín, agachado junto a sus hijas de 9 y 7 años.

Ahí nomás, en la Casa de los Chacareros, que luce impecable tras su reciente puesta en valor, las actividades se despliegan en varias salas y ayudan a entender con la propia acción cómo piensa un arqueólogo, cuál es su metodología, su proceso de investigación y sus hipótesis de trabajo. Momento de relacionar fotos de los objetos encontrados por los profesionales con palabras e imágenes, de completar piezas con un dibujo y más.

“Muy creativo y accesible para los chicos, ideas muy copadas”, contó la vecina de Acassuso Alejandra Regla, abocada con su hija Lara (5) a rearmar un plato roto, como en un rompecabezas y una tarea que en arqueología se llama remontaje.

Frases inspiradoras en las paredes, un panel con objetos que sorprenderían a los arqueólogos del futuro, el laboratorio de los arqueólogos abierto de par en par, vitrinas con los objetos hallados por ellos en los últimos años y videos que cuentan cómo lo hicieron son parte de esta propuesta tan educativa y comunitaria como divertida.

El Museo del Juguete propone dos talleres diarios que tienen al papel como protagonista.

Del otro lado de la Panamericana, el Museo del Juguete organiza Vacaciones en papel con dos talleres diarios y muchas otras propuestas para agendar vinculadas con este material.

“La invitación es disfrutar del museo y sumarse a las actividades y talleres diseñados por nuestro equipo técnico y talleristas externos que reactivan el juego con papeles, un material muy presente en casa, la escuela y el trabajo. Jugar con lo que tenemos a mano, de eso se trata”.

CECILIA PITROLA, directora del Museo del Juguete de San Isidro.

El puntapié inicial en la batería de talleres programados en Lamadrid 197, Boulogne, lo dio Pedro Aparicio y su origami de acción que tuvo a treinta personas de todas las edades doblando sin parar hasta formar la figura de una rana que saltaba presionándole la cola. “Si logramos que este hacer compartido se aloje en la memoria de cada participante como un recuerdo grato, misión cumplida. Esto es buscar belleza en lo simple”, dijo Aparicio, artista de San Isidro y experto del origami.

“Excelentes las consignas, lo logramos”, dijo entusiasmada Tatiana Felice con la rana intervenida por ella y sus hijas de 4 y 7 años, al tiempo que en el jardín el juego no se detuvo. “Venimos de Carapachay y estamos felices con nuestra primera vez acá. Mi mujer acertó, pero yo no. Me parece que tengo un poco de viento en contra”, se sinceró Juan Manuel Salas, bajo la mirada de su hija, tras armar y arrojar su avión hacia uno de los seis aros instalados en un parque donde el juego, como con todo el calendario invernal, no conoce de edades.

Una muestra cabal de eso está en el Teatro del Viejo Concejo (9 de Julio 512, San Isidro), que hoy, a las 11.30, arrancó su programación con Olas de papel, de la compañía Coco Liso, acceso gratuito y para la primera infancia, de 6 meses a 3 años. Una aventura en el mar, entre sonidos, colores, mariposas, pájaros y serpientes.

“Hermoso, muy lindo, muchos colores, sensorial. A ella le dio un poquitito de miedo cuando apagaron las luces, pero después se prendió y bailó a no parar. Volveremos para la próxima, no fallamos”, aseguró junto a su marido y su suegra la vecina de Martínez Carolina Palombo, con una sonriente Nina, de un año y diez meses, en brazos.

+ Vacaciones de invierno en San Isidro llega en forma gratuita a todos los barrios con teatro, cine, talleres, un planetario móvil y mucho más. La programación se puede consultar aquí.

Best Choice for Creatives

This Pop-up Is Included in the Theme

Purchase Ozeum