Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

¡VOLVIMOS A DISFRUTAR DE LA PLAZA MITRE!

Tras las tareas de puesta en valor, la Plaza Mitre reabrió ayer a los vecinos con distintos espectáculos artísticos

Con una gran fiesta, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, inauguró ayer por la tarde las obras de puesta en valor de la Plaza Mitre, en la Avenida del Libertador 16.200, frente a la catedral local, que así recuperó la fisonomía y el esplendor que este icónico paseo tenía entre los años 1930 y 1950. El acto se extendió de 17 a 19, y contó con la participación de muchísimos vecinos, autoridades municipales y miembros de entidades comunitarias.

“Es una gran obra dentro de otras obras más chicas que incluyó importantes trabajos hidráulicos que consistieron en la colocación de un colector pluvial sobre la calle Ituzaingó conectado a otro que desemboca en Primera Junta y las vías del Tren de la Costa, para recibir los desagües internos del paseo que fueron reconstruidos en su totalidad. Esta plaza fue realizada hace más de 100 años en un baldío y sobre una barranca barrosa, por lo que el agua penetró debajo y quebró la estructura, de allí la enorme importancia de las tareas realizadas bajo el suelo.”

GUSTAVO POSSE, intendente de San Isidro.

En lo alto del paseo, la orquesta típica Benavidez Cuarteto Tango inició la fiesta junto a Lucía Villagra y Jorge Acuña, profesores de la Casa de la Juventud local, que bailaron al ritmo del 2×4 mientras los clows de Broca, de Marcelo Katz, repartían sonrisas y en varios puestos se vendían pochoclos, pirulines, copos de nieve, helados y molinitos, como en los viejos tiempos.

“Está todo hermoso y esto es una experiencia nueva. Ni hablar para ella, que nació con las selfies”, dijo Gustavo Suarez tras posar con su hija ante una de las seis cámaras de cajón, madera y trípode, que inmortalizaron el momento a la usanza de las antiguas máquinas placeras. Una propuesta coordinada por los profesores Pedro Hasperué y Silvia Gattafoni, también de la Casa de la Juventud local, que incluía la entrega a los pocos minutos de la foto impresa.

Conducida desde el micrófono por el periodista Augusto Telias, la fiesta tuvo su momento central con el corte de cintas, a cargo del intendente Posse, acompañado de su madre, María Rosa Tinelli, y varios chicos del público. “Una plaza icónica que es un bien social de todos los sanisidrenses, como lo son todas las plazas y parques de San Isidro, además de la costa, y que desde ahora, con su puesta en valor, volvemos a disfrutar”, dijo el jefe comunal.

Antes, el padre Daniel Prada, del Colegio Marín, bendijo la plaza y las obras, que forman un plan integral de recuperación del casco histórico y céntrico de la ciudad que está en curso. “La plaza nos pertenece a todos, lugar de encuentro, de la belleza y de la cultura. Esto es un hito en la historia de San Isidro”, sostuvo el sacerdote.

“En este mismo lugar funcionó el primer cementerio de San Isidro, junto a la iglesia –dijo el historiador local Jorge Tirigall, de 93 años, que llegó a la plaza con sus hijas-. Estoy feliz, por supuesto. Muy feliz”.

El corte de cintas dio paso a la parte baja de la plaza. Los ladrillos originales con la leyenda San Isidro reciben apenas se deja la escalinata. En ambas plantas todo reluce, las balaustradas, el tradicional reloj floral, los bancos y farolas, los senderos, la escultura de Bartolomé Mitre y el busto de Adrián Beccar Varela, las escaleras laterales, los baños, los canteros, sus más de sesenta árboles y la nueva rampa que hacen del paseo un lugar accesible, incluidos los ciegos y disminuidos visuales que tienen baldosas referenciales.

“Muy linda, me transmite frescura, yo venía de chiquita y estoy con mi familia. Espero que la sepamos cuidar entre todos”, sostuvo Vanesa Perticanari, de Villa Adelina, mientras que GPS (Grupo de Percusión con Señas), creado por Santiago Vázquez, el mismo que fundó La Bomba de Tiempo, comenzaba a cerrar la fiesta con el batir de once parches que invitaban a mover los pies.

“Hace 47 años que vivo en San Isidro, me casé en Fátima y la foto de casamiento la hicimos en esta plaza. Es muy emotivo, porque este lugar me llena de recuerdos y haberlo recuperado es hermoso. Valió la pena la espera”, dijo Graciela Segriá, junto al reloj floral y orgullosa con su uniforme del Servicio de Voluntarias de Damas Rosadas del Hospital de San Isidro.

La Plaza Mitre está abierta las 24 horas (salvo los baños, que cerrarán de noche), tiene vigilancia, cámaras de seguridad y luminarias Led. Además, próximamente, habilitará un museo y centro de interpretación para conocer un poco más sobre este solar emblemático y querido para todos los sanisidrenses, declarado en 1963 Lugar Histórico Nacional, y donde Domingo de Acassuso fundó en 1706 la primitiva capilla que dio inicio a una rica historia de más de tres siglos.

+ Las obras de puesta en valor de la Plaza Mitre comenzaron en abril de 2021, fueron aprobadas por la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos de la Nación, y se plasmaron de manera interdisciplinaria con el aporte de las áreas municipales de Planeamiento Urbano y Espacio Público.
Best Choice for Creatives

This Pop-up Is Included in the Theme

Purchase Ozeum